Punto de Balance

Vida, Salud & Conocimiento

Lectura del Día, Lunes 8 de Septiembre 2008


Sobre las Lecturas de hoy…

La fiesta del nacimiento de María, la Madre de Jesús, se remonta a una tradición del siglo V. En Jerusalén se ha dedicado la basílica de Santa Ana en el lugar donde se supone que nació María. Pero más allá de los datos históricos nos interesa el dato teológico. Mateo introduce su evangelio con la genealogía de Jesús arrancando desde Abraham hasta José y María los padres de Jesús. Más allá de la precisión histórica nos encontramos con una bella pieza de la historia de la salvación. Dios ha realizado su promesa: ha acompañado a su pueblo en todas las etapas de la historia. Pero la promesa no es solamente para el pueblo elegido, sino para toda la humanidad. En este sentido es una promesa universal. Ahora en María, la Madre de Jesús, la promesa hecha desde antiguo ha llegado a su plenitud. Y es en María, una mujer del común, creyente y pobre, quien ha sido “agraciada” por Dios para quedarse definitivamente en medio de su pueblo. En María todas las mujeres se hacen “instrumentos” de Dios para seguir aportando proyectos de vida a la humanidad. Ellas, las siempre agraciadas, contribuyen para que la vida abunde en medio de la muerte.

Primera Lectura

Lectura del libro del profeta Miqueas (5, 1-4)

Esto dice el Señor: “De ti, Belén de Efrata, pequeña entre las aldeas de Judá, de ti saldrá el jefe de Israel, cuyos orígenes se remontan a tiempos pasados, a los días más antiguos.
Por eso, el Señor abandonará a Israel, mientras no dé a luz la que ha de dar a luz. Entonces el resto de sus hermanos se unirá a los hijos de Israel. El se levantará para pastorear a su pueblo con la fuerza y la majestad del Señor, su Dios. Ellos habitarán tranquilos, porque la grandeza del que ha de nacer llenará la tierra y él mismo será la paz”.

Palabra de Dios.
Te alabamos, Señor.

Salmo Responsorial

Salmo 12

Me llenaré de alegría en el Señor.

Confío, Señor, en tu lealtad, mi corazón se alegra con tu salvación.
Me llenaré de alegría en el Señor.

Cantaré al Señor por el bien que me ha hecho, tocaré mi música en honor del Dios altísimo.
Me llenaré de alegría en el Señor.

Evangelio

Lectura del santo Evangelio según san Mateo (1, 1-16. 18-23)

Gloria a ti, Señor.
Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham: Abraham engendró a Isaac, Isaac a Jacob, Jacob a Judá y a sus hermanos; Judá engendró de Tamar a Fares y a Zará; Fares a Esrom, Esrom a Aram, Aram a Aminadab, Aminadab a Naasón, Naasón a Salmón, Salmón engendró de Rajab a Booz, Booz engendró de Rut a Obed, Obed a Jesé, y Jesé al rey David.
David engendró de la mujer de Urías a Salomón, Salomón a Roboam, Roboam a Abiá, Abiá a Asaf, Asaf a Josafat, Josafat a Joram, Joram a Ozías, Ozías a Joatam, Joatam a Acaz, Acaz a Ezequías, Ezequías a Manasés, Manasés a Amón, Amón a Josías, Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos durante el destierro en Babilonia.
Después del destierro en Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, Salatiel a Zorobabel, Zorobabel a Abiud, Abiud a Eliaquim, Eliaquim a Azor, Azor a Sadoc, Sadoc a Aquim, Aquim a Eliud, Eliud a Eleazar, Eleazar a Matán, Matán a Jacob, y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo.
Cristo vino al mundo de la siguiente manera: Estando María, su madre, desposada con José, y antes de que vivieran juntos, sucedió que ella, por obra del Espíritu Santo, estaba esperando un hijo. José, su esposo, que era hombre justo, no queriendo ponerla en evidencia, pensó dejarla en secreto.
Mientras pensaba en estas cosas, un ángel del Señor le dijo en sueños: “José, hijo de David, no dudes en recibir en tu casa a María, tu esposa, porque ella ha concebido por obra del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y tú le pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”.
Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que había dicho el Señor por boca del profeta Isaías:
He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, a quien pondrán el nombre de Emmanuel, que quiere decir Dios-con-nosotros.

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

Anuncios

septiembre 8, 2008 - Posted by | Dios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: